El Edificio de Fernando Higueras y Antonio Miró 2017-06-28T07:27:04+00:00

El Edifício de Fernando Higueras y Antonio Miró

“El espacio, la arquitectura y  la ideología de un edificio”

Ver PDF Presentación
Ver PDF Arquitectura Docente

El conjunto inmobiliario designado como Colegio Aljarafe está ubicado en el término de Mairena del Aljarafe, Sevilla, sobre una parcela urbana de 23.625 m2. La edificación de 1968-70 de Fernando Higueras y Antonio Miró está considerada patrimonio contemporáneo, se concentra en un único edifico docente de dos plantas de altura y un semisótano de 5.707 m2, habiéndose añadido un pequeño edificio originalmente destinado a vestuarios de 289 m2. La superficie exterior es de 17.629 m2,  e incluye  3.135 m2 dedicado a Huerto, jardines y aula de naturaleza y medio ambiente.

El Colegio Aljarafe fue concebido como un proyecto abierto desde el propio diseño arquitectónico del edificio. Fernando Higueras y Antonio Miró plantean un centro docente inmerso en una gran parcela con extensos espacios, aulas  con luz natural, con galerías y patios interiores ajardinados, huerto y amplios ventanales. El edificio ya proporciona un espacio para crecer y crear en libertad. El Aljarafe de Higueras es uno de los pocos colegios que dejan honda huella en los estudiantes por sus valores arquitectónicos, con su materialidad concreta, sus espacios, su volumetría y su carácter propio.

Fernando Higueras fue formado en el colegio Estudio, que derivaba de la Institución Libre de Enseñanza, cuando éste se encontraba todavía en un edificio alquilado en Madrid. Dicho Colegio creado en 1940 era heredero del Instituto Escuela que el dictador Franco había clausurado junto con otras instituciones similares como la Residencia de Estudiantes, la Residencia de Señoritas, la Junta de Ampliación de Estudios, el Museo Pedagógico y  la misma Institución Libre de Enseñanza. El nuevo centro del Colegio Estudio en  Aravaca, Madrid,  1962, se le encarga al ex alumno  Fernando Higueras y así nace su primer proyecto escolar, que en palabras del  arquitecto Juan García Millán, estudioso de la arquitectura de Higueras, es “uno de los edificios docentes más interesantes de la arquitectura española”.

cole-aljarafe-y-ciudad-aljarafe-en-obras-1972Colegio Aljarafe es considerado “hermano” del Colegio Estudio porque en él siguen vigentes las propuestas innovadoras de Higueras y se continúan los mismos registros arquitectónicos, de manera que todo lo analizado y escrito sobre Colegio Estudio es trasladable a Colegio Aljarafe. Resulta sorprendente leer las principales características que Juan García Millán hace en referencia al Colegio Estudio porque parece estar hablando del sevillano Colegio Aljarafe:

“Sobre una traza en forma de H, cada uno de los cuatro brazos corresponde a una de las secciones de edad. Todos ellos disponen de aulas diferenciadas, biblioteca, una escalera y un núcleo de aseos que permiten su funcionamiento totalmente independiente del resto del colegio”…”Las aulas deliberadamente pequeñas para limitar su capacidad a treinta alumnos”…”Un espacio abierto, en los niveles inferiores, con un pequeño graderío para la enseñanza al aire libre”…”Una escuela de pabellones en la que el contacto con la naturaleza es fundamental como modelo alternativo a las escuelas compactas”… cita de Fernández-Galiano “En el Colegio Estudio se hayan ya los elementos esenciales de su arquitectura: el rigor geométrico, fruto sin duda de su talento y sensibilidad, hecho visible a través de estructuras rítmicas de hormigón que devienen el principal rasgo figurativo de su lenguaje; la empatía con la naturaleza, manifiesta a la vez en las formas orgánicas que evocan bosques esenciales y en la comunión con el paisaje a través de la cuidadosa interpretación topográfica y las tendidas cubiertas cerámicas; y la expresividad escenográfica, patente tanto en los interiores dramáticamente modelados por la luz natural como en los ecos teatrales de la representación tradicional que integran la obra en un continuo histórico” y continúa

“La imagen que ofrece el edificio está definida por los planos volados de las fachadas que se idearon como jardines elevados que proporcionaran a las aulas un filtro de luz y una cierta frescura en días calurosos”.

Y sobre el uso del hormigón que en Higueras ha terminado adjetivándose como “orgánico”, Francisco Burgos dice: “El hormigón se utiliza con un gran libertad formal que explota sus posibilidades expresivas”.

Curiosamente, o quizás mejor, lógicamente, en ambos colegios han discurrido a la par los estilos pedagógicos, rescatando los principios de La Institución Libre de Enseñanza y proyectando una Escuela activa y libre.

colegio-planosPara Giner de los Ríosesta enseñanza era activa porque el alumno pensaba, hablaba, se movía, hacia deporte al aire libre diariamente, tomaba apuntes propios sin necesidad de libros de textos ni exámenes, hacía trabajos  manuales prácticos y experimentales, hacía excursiones y jugaba. La clase era un taller; el profesor, un guía”.

El método de Enseñanza Activa  se basaba en una línea de pensamiento que partía de la filosofía socrática para llegar a las teorías de Pestalozzi y Froebel a través de las ideas de Rousseau. Defendía la experiencia directa y el pensamiento intuitivo como base de la enseñanza, aconfesional y coeducacional.

La convergencia pedagógica de ambos colegios no ha discurrido en paralelo en relación con la evolución social. El colectivo de trabajadores del Aljarafe, desde aquellas primeras Asambleas autogestionarias, se decantó por una opción socializadora y  ha evolucionado a una cooperativa de enseñanza que atiende preferentemente a los alumnos de distinta condición social, alumnos de la zona, del barrio y del municipio de Mairena del Aljarafe, concertando con la Administración educativa las etapas de Infantil, Primaria y Secundaria obligatoria. El colegio Aljarafe apostó, y los sigue haciendo hoy,  hoy por  una educación “publica”, por gratuita o financiada con fondos públicos, y por formas nítidamente democráticas de gestionar y decidir. Sirva de ejemplo que el lema principal en los actos conmemorativos del XXV aniversario fue “Colegio Aljarafe: El más público de los colegio privados”.

En definitiva, Colegio Aljarafe se sustenta en un edificio singular, con un diseño que apunta una determinada ideología abierta y libre, e invita a un tipo de pedagogía activa e innovadora. Este planteamiento vital, social y educativo ha resultado  singular, ilusionante y heterodoxo tanto en los finales del franquismo como tuvo que serlo en el contexto de la II República española y, posiblemente también lo seguirá siendo en estos años que vivimos del siglo XXI.

No olvidemos que el propio Fernando Higueras fue un personaje heterodoxo a juzgar por como lo define Juan García Millán:

“Su personalidad arrolladora, el extraordinario talento que desplegaba con insultante facilidad y la militancia antiintelectual de la que siempre hizo bandera le granjearon grandes admiradores y apasionadas amistades pero también enconados enemigos a los que no ahorró nunca una sola disputa, a menudo agrias y descomedidas”

colegioTexto de Juan García Millán en el que define los principios operativos escolares con los que trabajaron Fernando Higueras y Antonio Miró

“son los siguientes: aulas con doble orientación solar, al patio o espacio interior y a los corredores exteriores, a menudos con la pizarra colocada en la pared norte para evitar deslumbramientos; aulas con proporción más bien cuadrada, lo que supone mayor flexibilidad de uso y menor jerarquización de la relación profesor alumno y favorece la participación; doble circulación, coincidente con la doble apertura de huecos; unificación de los espacios informales de estancia con las zonas de paso, de modo que se mejora la proporción entre superficie docente y superficie de circulación;  ubicación de los espacios generales de uso más informal cerca de los espacios comunes para reforzar la importancia y la realización de la relación social como vector activo del aprendizaje; existencia de patios que aportan una escala intermedia al hacer interior un espacio al aire libre; grandes voladizos que permiten el soleamiento en invierno y protegen con su sombra en verano y soportan la circulación exterior antes aludida; cubiertas inclinadas de modo que se crea una cámara ventilada que mejora el aislamiento térmico pasivo; estructuras de hormigón vista, lo que hacía innecesario muchos de los acabados y garantizaba un mantenimiento mínimo, además de expresar arquitectónicamente toda la fuerza plástica de este material; abundante vegetación que rompía la dureza de la continuidad de las líneas y los planos arquitectónicos y creaba una atmósfera natural”

colegio aljarafe

Construir, Vivir y Enseñar

En marzo de 2015 Juan Gª Millán, arquitecto por la ETS de Madrid, publica en “Espacios para la enseñanza 3” un capítulo dedicado a Fernando Higueras y Antonio Miró,  titulado “el Colegio Aljarafe: construir, vivir, enseñar” del que destacamos los siguientes párrafos más significativos:

A modo de resumen.-

“Uno de los principales signos de identidad urbana del nuevo barrio de Ciudad Aljarafe es el colegio. Este se organiza alrededor de patios ajardinados…La cabecera se marca con un teatro al aire libre, pieza de un gran valor simbólico por los precedentes históricos y su función participativa y representativa. La localización medular del colegio y su carácter de símbolo civil denota la importancia que para Higueras y Miró tenía la educación en la formación de una sociedad más instruida, más solidaria y más feliz.”

“… ¿Acaso hemos sido capaces de proveer de expresividad arquitectónica a la escuela, la comunidad, el centro cultural u otros monumentos sociales?…La respuesta de Higueras y Miró a esta pregunta se pone de manifiesto en el proyecto de Colegio Aljarafe, y su compromiso con ella lo demuestra el hecho de que no sólo fueron autores del Colegio Aljarafe sino también fundadores y accionistas de la sociedad que lo administraba y dirigía.”

“El Colegio Aljarafe, pieza fundamental del proyecto de la Ciudad Aljarafe, es la piedra angular, imprescindible en la concepción social de Higueras y Miró, se mantienen aún hoy como el símbolo cívico del esfuerzo de su arquitectura para vincular emocionalmente al hombre y su hábitat natural, que  nos es otro que el entorno construido.”

El colegio, centro cívico del barrio.-

obras-colegio-aljarefe-ciudad-aljarafe“Lo primero que hay que destacar es precisamente la posición medular del colegio en el sistema del nuevo barrio … Lo segundo que el colegio sobresale del contorno de lo que entonces era una isla edificada para ofrecerse como rótula o articulación con la futuras barriadas que irían consolidando esa zona de Mairena del Aljarafe. Las consideraciones de los arquitectos sobre la importancia de la escuela quedan claras: la educación  es el eje vertebrador de la sociedad porque es la institución que garantiza la transmisión de saberes de los niños y las niñas y asienta en ellos los valores éticos de la sociedad. Además esos principios morales pertenecen a todos puesto que son comunes al cuerpo social y por lo tanto tienen que compartirse…los espacios del colegio adquieren el valor de un símbolo y sus formas emblemáticas muestran el esfuerzo de forjar una sociedad más justa, moderna, participativa y solidaria.”

El teatro al aire libre.-

anfiteatro“Pero la tarea de simbolizar una nueva institución tiene otros caminos que no es forzoso que pasen por la monumentalidad … En esta línea se puede interpretar la construcción de un teatro excavado en el terreno que remata el volumen del colegio en el lado corto de su extremo más importante desde el punto de vista espacial y de uso, que es precisamente el que está acoplado al barrio, de modo que el teatro parece ofrecerse también al resto de sus habitantes como una señal de necesaria implicación y una posibilidad real de participación.”

“Este teatro, de claras reminiscencias griegas como se ha señalado, tiene planta semicircular, está abierto al cielo y la escena o proscenio la conforma el propio muro de contención de la planta sótano, en la que se abre el gran hueco … el espacio se ofrece como complemento pedagógico a las actividades escolares, pero seguramente también se sopesó el valor de este espacio como activador de las relaciones sociales de encuentro e intervención”

Un patio cubierto: el salón de actos.-

“Uno de los patios está cubierto, aunque espacial y funcionalmente mantiene una tipología claustral. De proporciones sensiblemente cuadradas, su uso era inicialmente el de salón de actos, aunque al final quedó como un espacio polivalente, normalmente para uso deportivo como gimnasio pero adaptable para otros requerimientos”.

Los patios.-

“Que Higueras y Miró hayan decidido configurar el colegio como una organización en torno a patios es un hecho muy significativo”

interior-colegio-aljarafe-img_6324“El tema del patio como organizador en una constante en la arquitectura, docente o no, de Fernando Higueras. El patio organiza las circulaciones y ordena los espacios a su alrededor. Colin Rowe señala que, en términos generales, la arquitectura entendida como objeto sería característica de la ciudad moderna, representada por el ágora, mientras que sería más propio de la ciudad tradicional, representada por el foro, la arquitectura entendida como textura

… “una de las contradicciones más señaladas de la arquitectura moderna y su implantación en el espacio urbano: los edificios  se proponen como objetos escultóricos en un vacío inerte- figura llena sobre fondo vacío-  en vez de entenderse como telón que dota de forma al espacio público- figura vacía sobre fondo lleno-. Higueras y Miró mediante el sistema de patios firmemente estructurado dentro de un edificio nítidamente regular y aislado pero permeable a la visión y al paso, en definitiva un edificio filtro urbano, parecen resolver dicha condición aparentemente insalvable.”

“La integración de vegetación y arquitectura, otro tema constante en el planteamiento orgánico de Higueras y Miró, toma en el Colegio Aljarafe, una característica muy particular: los dos patios descubiertos que acompañan lateralmente al gran vestíbulo central tienen en su eje longitudinal sendas albercas rodeada de árboles. Se trata de unos elementos de claras reminiscencias hispanomusulmanas destinados a generar en el corazón del edificio un ambiente sombreado y húmedo para producir un clima más fresco.”

Estructura y materiales.-

ciudad-aljarafe-y-colegio-aljarafe“… la estructura se ejecuta en hormigón armado visto, con grandes vuelos soportados por vigas en ménsula que producen profundas galería perimetrales de circulación y relación que optimizan el asoleo según las estaciones. Como todo el perímetro del edificio está resuelto con las mencionadas galerías rematadas con barandillas metálicas de gran sencillez, todas las aulas disfrutan de doble orientación, acceso e iluminación. Las cubiertas inclinadas, pendienteadas sobre tabiques palomeros para dejar una cámara ventilada bajo el tejado, rematan los diferentes volúmenes con la tradicional teja cerámica árabe .”

Video Mesa Fernando Higueras 2015

Mesa redonda en torno a la figura del arquitecto del Colegio y de Ciudad Aljarafe. La arquitectura de Fernando Higueras y Antonio Miró fueron el eje de esta mesa en la que participaron arquitectos de reconocido prestigio vinculados con el colegio y el barrio. Quedó de manifiesto que la arquitectura de este edificio invita a un tipo particular de pedagogía y a una forma abierta de vida.

Comunicación Congreso Arquitectura

arq2015-pozo-mayoral-1Las arquitectas Esther Mayoral, antigua alumna y madre de alumnos de Colegio Aljarafe, y Melina Pozo han realizado una comunicación al Congreso de Arquitectura de Barcelona 2015 titulada “FERNANDO HIGUERAS, INCURSIONES EN EL SUR. EL COLEGIO ALJARAFE” y han tenido la gentileza de remitirnos el enlace. Tanto el texto como las ilustraciones y fotos son de gran interés y suponen otro gran reconocimiento público a la obra de Fernando Higueras y Antonio Miró en Mairena del Aljarafe. Que Ciudad Aljarafe y Colegio Aljarafe sean nombrados, analizados y resaltados en congresos de Arquitectura es para alegrarse y compartirlo con la máxima difusión, y así lo hacemos hoy. Va abajo el enlace.
Destacar de la comunicación dos párrafos de especial relevancia:
“En este contexto aparece un colegio en Sevilla, en un entorno de periferia urbana rural, con un ideario hasta ese momento revolucionario en la ciudad, una experiencia docente que basa su pedagogía en la Escuela Activa. Un proyecto educativo que frente a la educación tradicional, cuya finalidad es transmitir los valores y reglas de la sociedad imperante, forma a los alumnos en valores democráticos, en la consecución de un espíritu crítico y de cooperación. Donde el rol entre alumno y profesor cambia, estableciéndose un diálogo participativo que entiende al alumno como sujeto activo de la enseñanza, y al profesor como acompañante de un proceso global, no sólo como agente que procesa la enseñanza e impone una disciplina. Si interesante fue el planteamiento pedagógico del Colegio Aljarafe, no menos interesante es su proyecto arquitectónico. Fernando Higueras y Antonio Miró, construyen el soporte de esta experiencia educativa atendiendo a muchos de los preceptos que esta pedagogía demandaba”.

“Una arquitectura que se inserta en una realidad más amplia; la barriada Ciudad Aljarafe y que ensaya, de forma también muy transgresora, elementos ya investigados en su arquitectura docente y residencial por éstos arquitectos, tanto en el colegio Estudio, como en la Unidad vecinal de Hortaleza. El Colegio Aljarafe es en definitiva, un proyecto donde podemos recorrer, tocar y sentir la esencia de la Escuela Activa. Proyectos que no sólo incorporan esa ideología pedagógica, sino que también estable”

DESCARGAR PDF
FERNANDO HIGUERAS, INCURSIONES EN EL SUR. EL COLEGIO ALJARAFE